martes, 9 de junio de 2009

Colirrojos tizones en el jardín de casa

El pasado fin de semana han sido unos dias sin pajareo en lo que a mi se refiere, debido sobre todo a un tiempo desapacible y a ciertas obligaciones familiares que tampoco hay que dejar de lado.
No obstante he querido subir hoy una pequeña entrada para documentar un comportamiento que llevo observando desde hace pocos días.
En los alrededores de mi casa siempre se mueve una pareja de Colirrojos tizones y que seguro tienen su nido en algún rincón escondido. Desde mi ventana les veo de vez en cuando en los alrededores, pero en la última semana he detectado un aumento frenético de su actividad. Tanto macho como hembra no paran ni un instante, escudriñan sin parar cualquier rincón en busca de insectos e igual que aparecen, desaparecen, para volver de nuevo a los pocos minutos.
Me da la sensación de que este incremento de actividad se puede deber a que quizás ya tengan la prole en el nido pidiendo todo el tiempo. Puede servir este documento como nota fenológica de reproducción para esta especie común.

Foto del macho.
Foto de la hembra.
Varias ventanas de mi piso dan a un pequeño jardín muy bien cuidado con varios abedules, catalpas, cerezos japoneses y un abeto. Este pequeño parque me permite disfrutar de las evoluciones de varias especies de aves sin salir de mi habitación.

Algunas especies que suelen frecuentar los alrededores de mi casa son:
-Los gorriones comunes que abundan y que se acercan todo el rato a comer las migas de pan que los vecinos les echamos de vez en cuando. Los adultos andan estos días muy solicitados también por sus crías ya bastante creciditas y volanderas, las cuales les persiguen a saltitos por el suelo y sacudiendo sus alas de manera insistente.
- Varias parejas de Verderones comunes.
- Un par de Carboneros comunes.
- Varios Mirlos.
- Una pareja de Palomas torcaces que seguro están criando e uno de los cerezos japoneses, donde también lo hicieron el año pasado.
- Una pareja de Urracas que tienen su nido e uno de los abedules y de las cuales ya os hablé en este blog hace unos meses. Por cierto, estos pájaros son los jefes del parque y acosan a todo bicho que no les entre por el buen ojo y que se mueva en el entorno del nido.
- De vez en cuando se acercan algunos Pardillos vulgares.
- Varias Tórtolas turcas frecuentan el jardín.
- Multitud de Palomas domésticas.
- Al menos dos parejas de Cernícalos vulgares deben de tener sus nidos en los tejados de los bloques más altos. De vez en cuando les oigo reclamar y les veo dar rápidas pasadas en vuelo.
- Al menos unas 6 parejas de Aviones comunes tienen sus nidos en las cornisas de los edificios que hay frente a mi casa.
- Al atardecer varios murcielagos peinan el aire en busca de alimento. No he podido determinar su especie, aunque son de pequeño tamaño.

En no pocas ocasiones, estos son los recursos a los que me agarro para matar el gusanillo del campo cuando por una u otra razón no puedo salir a patearlo, solo tengo que correr las cortinas y asomarme a la calle, siempre alguno de mis amigos me está esperando para enseñarme algo nuevo de sus vidas y comportamientos.

Hasta pronto.

2 comentarios:

pacopescador dijo...

Interesantes relatos de la inquieta vida de los pajarillos y algunos habitantes más, con sus ajetreos en sus idas y venidas en busca del alimento para sus crías. Así como la descripción del entorno donde se mueven y que me ha parecido estar ahí presente según lo iba leyendo.
Aún me queda mucho por leer en este blog y poco a poco lo iré haciendo.
Felicidades Miguel.

Mamen dijo...

Bonita entrada. Compartimos observaciones por lo que veo ;-).

Estos días estuve en la Sierra de la Culebra y me despertaba el cántico de un machito colirrojo tizón en el tejado de enfrente. Me encantaba!!!

Saludos!