martes, 27 de abril de 2010

Halcones peregrinos

23 de Abril de 2010:
La tarde del pasado viernes, festivo en Castilla y León, me decidí por visitar un enclave de la provincia de Palencia donde suelen criar los Halcones peregrinos. En otras ocasiones les había estado observando pero desde que tengo mi equipo de digiscoping no me había decidido ha intentar hacerles una sesión de fotos.
Este año, a través de la información de un amigo que me confirmó que estaban criando de nuevo en el mismo lugar, me animé a viajar hasta ese lugar para probar suerte.

Nada más llegar al paraje en cuestión, algunos rastros delataban que estaba entrado en el territorio de un cazador alado. Las plumas de una paloma, claros restos de una pitanza reciente.
No tardó el Halcón macho en reivindicar su territorio y aparecer en escena dejándose caer desde las alturas para comenzar a dar pasadas alrededor de su finca. ¡Que máquina tan perfecta!, es impresionante ver el diseño de este pájaro hecho para la potencia y la velocidad. En una de las pasadas pude sacarle dos fotillos con la compacta.

Después de su exhibición aérea se posó en un pequeño saliente desde el que no me quitaba ojo. Yo por mi parte aproveché la tregua que me daba para pedirle a mi Zeiss el máximo de rendimiento, no me podía fallar en una ocasión como esta.



Después de deleitarme un buen rato con el macho en distintos posaderos, apareció la hembra de la nada emitiendo un reclamo potente y característico de esta especie que me puso la carne de gallina. Su tamaño era casi vez y media mayor que el macho y si este último me dio sensación de fuerza y potencia en vuelo, se vio eclipsado por su consorte femenino cuando esta apareció en escena.
Después de 3 o 4 pasadas sobre la zona, se tiro literalmente sobre un pequeño saliente herbáceo y allí permaneció los instantes justos para ofrecerme las mejores instantáneas que he conseguido nunca de esta especie.
Al ver la siguiente foto en casa me di cuenta de que estaba anillada, aunque no pude distinguir la inscripción.
Cuando ella consideró que ya había sido suficiente, levanto el vuelo y se coló en una pequeña cavidad de una pared, donde supuse que tiene emplazado su nido y se tumbó allí tranquilamente, momento que aproveché para abandonar el lugar por donde había venido.

9 comentarios:

Vilas Prat dijo...

Buenas!
Un magnífico reportaje,las fotos son tremendas. No as dejado ni un angulo muerto.
Saludos

José Ramón dijo...

Impresionante.

Si que es cierto, es un placer oírles y verles volar. Muy buenas fotos

L.M. Morejón dijo...

La verdad que es el rey del cielo y de los cazadores alados.
Es un reportage muy detallado.

Lourdes y Jesús dijo...

Que entrada más buena. Las fotos te han quedado de impresión. Sobre todo las de la hembra. Me ha gustado mucho ya que es un ave que no vemos a menudo.

Saludos,

Jesús

Luis-Ángel dijo...

Excelente reportaje amigo.
Me has dejado pasmao, me ha gustado mucho.
Una maravilla y una gozada poder contemplar algo tan maravilloso.
Un saludo cerrateño.

Rubén Rodríguez Olivares dijo...

Muy buenas fotos y gran experiencia que te llevaste a casa.
Un saludo.

Cris dijo...

¡Esto no son entradas sino documentales de la 2!.
Fantástico.
Un saludo de una recién llegada a esta página.
Cristina

Piscator dijo...

¡Estupendas fotos y precioso bicho...! Si ese es el nido, espero que nos cuentes más cosas de los pollos, si vienen. Saludos,
Federico

Paco dijo...

¡Magnífica entrada, si señor! Además el príncipe del cielo no es nada fácil de fotografiar.
Como veo que te interesa la especie te invito a entrar en el blog palabra de halcón, donde contamos las aventuras de los jóvenes halcones que hemos liberado en Granada con la técnica de hacking para conseguir que esta especie vuelva a la ciudad de La Alhambra de donde desapareció como nidificante en 2001.
Muchas gracias por ofrecernos a todos tu regalo.
Paco Montoro