jueves, 27 de diciembre de 2012

Grullas - Esperando al turrón

23 de Diciembre de 2012:


Como todas las Navidades he pasado unos días en mi pueblo Salmantino con la familia y mientras esperaba al turrón me escapé una mañana para dar una vuelta por unas dehesas Charras de encina y paisaje espectacular.

Todos los inviernos por estos  montes he podido observar pequeños grupos de Grullas comunes que deciden no bajar a Extremadura y explotar las bellotas que estas dehesas les ofrecen. Pero en esta ocasión la cantidad de Grullas que he podido observar me han impresionado de verdad, ya que nunca había podido ver tal número en estas latitudes.
Viajando por la carretera con mi coche, la silueta de una Grulla me llamó la atención y fué la señal para decidir parar aquí y comenzar a recorrer los caminos de la zona en busca de más ejemplares.
Varios pequeños grupos en vuelo se concentraban en una zona llana y muy extensa en medio del encinar y lejos de caminos y zonas accesibles.
Nada más recorridos los primeros metros por el camino y fuera de la vista de la carretera, empecé a observar los primeros grupos posados y alimentandose.

Algunos ejemplares levantan vuelo y cambian de ubicación sin alejarse nunca demasiado.

En las inmediaciones y orientado siempre por una algarabía gutural, consigo ver un gran bando posado a casi un kilómetro de distancia. La siguiente foto solo representa una pequeña parte del grupo.
Pocos minutos después la presencia cercana de una persona manejando una motosierra pone en huida al grupo que levanta vuelo en un espectaculo que ponía las carne de gallina por el número de grullas que se levantaron y se repartieron por la zona en grupos menores.
Aproveché que algún ejemplar pasaba cerca de mi posición en vuelo para sacar alguna toma.
Dos ejemplares se posaron en una vaguada algo más cerca y aprovechando una loma cercana me pude aproximar hasta unos 150 m de distancia para conseguir alguna imagen con algo más de detalle de esta preciosa ave.
Tras escaso medio minuto después de delatar mi presencia, los dos ejemplares despegan tras una corta carrera que conseguí captar en varios fotogramas.

Estas imágenes y otras que me llevé en mi retina hicieron que la mañana mereciera la pena al poder disfrutar de este espectáculo tan cerca de casa.

Espero que os haya gustado la entrada.

4 comentarios:

Juan Miguel Casas Cambero dijo...

Leída tu crónica, estamos seguros de que pasaste un estupenda mañana por el bonito campo charro y, es seguro, que fueron muchas más las imágenes que te has traído a casa, en cámara y retina.
Siempre es agradable darse un paseo por la dehesa y más aún si obtienes resultados como los que nos has mostrado... grulla y encina, una combinación perfecta.
Un saludo de ojolince y sra. desde Pucela.

pepe : petonegro@hotmail.com dijo...

Hola Miguel, un placer tener de nuevo tu blog en funcionamiento, perdona que no te haya comentado antes. Un saludo

Free Castile dijo...

impresionante todas las fotos, me has dejado anonadado, recorro semanalmente gran parte de la meseta norte desde la Bureba hasta la tierra del Vino, Tierras de Medina, Montaña Palentina y vivo en el Cerrato. Me paso el dia tratando de captar desde la carretera las formas de aves rapaces que se vislumbran y aparte del milano real y el milano negro.

Free Castile dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.