domingo, 19 de julio de 2009

Incendio en el Cerrato Palentino


El incendio que se inició en la tarde del jueves en una finca particular del término municipal de Baltanás quedó sofocado en la noche del viernes tras más de un día de intenso trabajo por parte de los bomberos de la localidad, cinco cuadrillas terrestres y otros medios aéreos.
El fuego, que se inició de manera accidental en un motor o en una máquina, arrasó 435 hectáreas de superficie mixta -328 agrícolas, 61 de arbolado y 46 de matorral-. Las llamas se originaron sobre las 17.35 horas del jueves en el área conocida como finca de Valdemoré y afectaron a los parajes de Pinta, las Cachorras, El Once, el Barco de Fuentelacasa, Valdemoré y Valverde. Las cuadrillas y medios desplazados hasta el lugar para extinguir el incendio no lo controlaron hasta las 8.10 horas de la mañana del viernes, ya que el fuerte viento que azotó la zona durante toda la tarde y noche del jueves facilitó la propagación de las llamas.

Esta información está tomada del periódico "El Norte de Castilla" en su edición de internet. Las fotos anteriores también están sacadas de otros diarios en la red.
___________________________________________________________________

Como veis una muy mala noticia.
La amenaza del fuego está siempre más cerca de nosotros de lo que podemos pensar. Oimos y vemos las noticias por la radio y la televisión de como todos los veranos los incendios arrasan miles de hectareas de nuestro campo y alguna vez nos toca más cerca que otras.
Esta vez le tocó al Cerrato Palentino, una zona que yo frecuento bastante en mis salidas al campo y que tiene un enorme valor ecológico y paisajístico.
No voy a detallar los hechos, ya que están muy bien resumidos en la noticia del Norte de Castilla, pero si quiero dejar constancia con mis imágenes de los daños provocados por este fuego.

Me acerqué la tarde de ayer Sábado para ver con mis propios ojos la devastación y a continuación os dejo algunas fotos.

En la siguiente imagen se ve el caserío de Valdemoré, donde empezó el incendio cercano a la carretera de Baltanás a Cevico Navero. Esta parte de terreno es básicamente cultivo de cereal y algunas manchas aisladas de robles y encinas.
Otra foto de la misma zona.
Ya en la zona del monte del Valverde, el fuego dañó unas 61 hectareas de arbolado de gran valor formado por encinas, quejigos, sabinas, pinos y enebros. A pesar del fuego creo que muchos de estos árboles sobrevivirán con un poco de suerte.
Los más afectados han sido los pinos y las sabinas. estos ejemplares no creo que aguanten.
Sin embargo grandes quejigos como estos se les veía menos afectados y esto me llenaba de esperanza en un panoráma desolador.
Numerosos cortafuegos prácticados de urgencia por los médios de extinción parecen haber dado sus frutos y han retenido las llamas evitando su expansión. Para estas dos sabinas, unos pocos de metros más y hoy estarían vivas.
Algún retén de incendios todavía controlaba la zona.
A pesar de la destrucción, al mirar para el otro lado se me alegraba el alma al ver que todavía quedan muchos rincones de este bosque intacto. Una joya que no valoramos hasta que lo perdemos.
Al retirarme del lugar, una pareja de aguilas calzadas sobrevolaban la zona quemada, Una de ellas era fase oscura y la otra fase clara y fueron como un poema a lo ocurrido.
La fase oscura representando las cenizas y el terreno calcinado y la fase clara la vida, el sol y esa naturaleza que desearíamos se matuviese siempre virgen e intacta.

Me quedaré con la imágenes de estas bellas rapaces en mis retinas y mi memoria para que me ayuden a superar este golpe, ya que ha sido como si mi propia casa hubiese sido pasto de las llamas y una parte de mi se hubiera quemado con el monte.

3 comentarios:

Lourdes y Jesús dijo...

Me he quedado bastante triste al leer tu noticia. Es una zona que conozco bastante, de las pocas manchas de monte que nos quedan ya. Y aún así se siguen quemando.

Lamentable de verdad.

Saludos!

Jesús

Mamen dijo...

Muy triste lo de los incendios. A mí me pasó con el de Guadalajara en el 2005, que es la zona que yo frecuento. En mi útima entrada lo enlazo. Te entiendo perfectamente, es como si se quemase una parte de tí mismo, a mí me pasaba lo mismo, porque es tu monte, el que tantas alegrias de observación te ha dado y que ya forma parte de tu personalidad.

Al que quema el monte no sé qué le haría, pfff...es que quema un bien que es de todos, por no hablar de la pérdida ecológica y humana en muchos casos. En fin...ya sé que éste no es el caso, pero yo endurecería las penas en caso de incendio provocado. La mierda es que ya empezamos con la temporada.

pacopescador dijo...

Triste, muy triste, y lo peor es que aún no dejaremos de llorar, porque no será el último, ni sabremos donde tocará el siguiente. Invertir en vigilancia para prevenirlo sería una buena opción.
Saludos.