domingo, 12 de octubre de 2008

Jornada de anillamiento en Baltanás

Este fin de semana han tenido lugar en Baltanás (Palencia) unas jornadas de acercamiento a las aves de la comarca del Cerrato Palentino, promulgadas por el grupo de acción local ADRI Cerrato Palentino en colaboración con la Fundación Global Nature. Las actividades que se han desarrollado han sido una ruta para observar aves por el entorno de Baltanás el Sábado por la mañana, una charlas sobre nuevas rutas ornitológicas por el Cerrato y el Domingo por la mañana una sesión de anillamiento de aves en un entorno de las afueras del pueblo. En esta entrada del blog me centraré en describir lo que ha sido esta jornada de anillamiento.

En la siguiente imagen se puede observar la zona donde se colocaron dos redes por parte de miembros de Global Nature a primera hora de la mañana.
Dos Escribanos Montesinos atrapados en una de las redes.
Anillas. Estas anillas son proporcionadas por el ministerio de Medio Ambiente y cada una lleva una numeración única que identifica sin duplicidad al ave anillada con ella.
Mosquitero común en fase de anillamiento.
Uno de los parámetros que se vigila en los pájaros es la acumulación de grasas bajo el plumaje, lo cual es indicador de las reservas acumuladas sobre todo por las especies migratorias.
Otro aspecto a controlar es la medida de las plumas del ala.
Así como el peso del ave.
Petirrojo
Anillamiento de un petirrojo.
Ejemplar de Curruca Capirotada macho.
Escribano montesino macho.
Acentor común.
Sin duda alguna esta sesión de acercamiento a las aves, es ideal para realizarla con niños, ya que les permite entrar en contacto de forma directa con el mundo de los pájaros, teniendo incluso la oportunidad de soltarlos después del anillamiento. Es una actividad que recomiendo para realizar en familia.
El balance aproximado de las aves anilladas es el siguiente:
- 5 Petirrojos
- 2 Mirlos comunes
- 1 Zorzal común
- 4 Mosquiteros comunes
- 5 Escribanos montesinos
- 1 Acentor común
- 1 Curruca capirotada
- 1 Papamoscas Cerrojillo

De vuelta a casa desde Baltanás pudimos observar desde el coche un ejemplar de Mochuelo en uno de los páramos yesiferos cercanos a soto de Cerrato. .

1 comentario:

Abraham dijo...

Hola Miguel Ángel.

He llegado a tu blog buscando información sobre el poco frecuente hábito que tiene el corzo de ocupar las estepas cerealistas de la Península, dado que los he observado esta misma mañana y me ha sorprendido.

Sólo felicitarte por tu trabajo, tanto texto como fotografías, y animarte a que sigas con él.

Permíteme que enlace tu blog en el mío:

www.geopercepcion.blogspot.com

Un afectuoso saludo de otro naturalista.