miércoles, 3 de marzo de 2010

Llanura infinita

28 de Febrero de 2010:
Todavía bajo la amenaza de la ciclogénesis explosiva o "tormenta perfecta" que en Palencia nos has dejado más agua que otra cosa, el pasado Domingo apareció con una mañana bastante aceptable, con nubes y claros y una temperatura más cálida que en días anteriores.

No lo dudé dos veces y cargué mi equipo en el coche y me largué a recorrer esas llanuras infinitas de Tierra de Campos.
Por todos los lados era patente la saturación de agua del terreno y cada cauce de agua, cuneta, arroyo o río venían a rebosar. Ni que decir tiene que la mayoría de los caminos eran intransitables para el mortal de los vehículos y me decidí por alguno que yo conozco que nunca me falla y siempre se deja recorrer.

Varios bandos de Alondras comunes por los sembrados. Alguno de estos alaudidos fue mi primer objetivo de la jornada.
También, un nutrido bando de unos 20 gorriones molineros se alimentan en un camino de la basura caída del remolque de un tractor de una explotación ganadera cercana.
Desde uno de mis caminos, la panorámica era increíble, con ese cielo tan grande y esos cultivos que se suceden hasta el infinito. Si la sensación de libertad se experimenta en algún sitio, os puedo asegurar que este es uno de ellos, con tanto espacio para respirar, tan vacio a simple vista, pero tan lleno de vida en los detalles.
En una vaguada del camino una tierra anegada invadía la pista de tierra. Una pareja de azulones levantó el vuelo desde esta lámina de agua temporal.
Me dirigí a inspeccionar una colonia de garza real que tengo controlada desde hace unos años. Se encuentra ubicada en una alameda de álamo blanco y conforman la colonia nueve nidos, de los cuales, el marcado con la flecha verde pertenece a una pareja de cigüeñas blancas. De los ocho restantes, hoy he podido constatar que al menos 5 (los de las flechas amarillas) están ocupados ya por garzas reales y los tres restantes es posible que también estén ocupados debido a que había varios ejemplares de garzas volando por los alrededores de la colonia, aunque en ningún momento observé garzas en esos tres nidos.
En la siguiente foto se ve un poco más en detalle la parte izquierda de la colonia. Las flechas amarillas indican nidos ocupados por garzas reales.
En esta otra imagen se observa la pareja de cigüeñas en su nido y otra pareja de garzas en un nido cercano.
Otra cinerea apropiándose de su nido.
Otra imagen de uno de los individuos de la colonia. Un macho con plumaje nupcial.
Se observaba actividad nupcial en algunos miembros. En la siguiente imagen se ve como un macho se exhibe ante su pareja.
Las garzas reales comienzan su puesta a lo largo del mes de marzo y para entonces ya deben haber hecho los deberes de noviazgo correspondientes. En una especie de nupcias tempranas y ya desde el mes de enero a los machos les cambia el color de las patas y se les tiñen de rosa (ver este detalle en la imagen anterior). También se les marcan más las cejas negras y se les alargan los penachos de la cabeza. Los machos siempre andan llevando, trayendo y moviendo palos en el nido.
Es frecuente ver las llamadas de las garzas con el cuello estirado hacia atrás y el pico hacia el cielo emitiendo unos reclamos guturales.
Dejé la colonia muy conforme con lo observado en ella y de vuelta por la carretera observé un numeroso grupo de avutardas que campeaban tranquilamente en un sembrado. Busqué un camino cercano para acercarme un poquito más al bando pero sin abusar, ya que no quería molestarlas en exceso y mucho menos que levantasen el vuelo.
En la siguiente foto se ve el bando completo formado por 50 ejemplares.
Desde la distancia poco más pude hacer que sacar esta foto de grupo con el teles.
Subo también este vídeo donde se ve la evolución del bando.

Avutardas en Tierra de Campos 28-2-10 from Miguel Angel Madrid on Vimeo.


Decidí dejar a las avutardas tranquilas, arranqué mi coche para marcharme a otro lugar, cuando el sonido del motor al arrancar levantó una pareja de lechuzas campestres de la cuneta del camino. Habían estado a menos de un metro de mi durante varios minutos y ni se inmutaron. Lo que son las cosas, para nada pensé yo hoy encontrar a estas aves, pero el azar y la suerte me pusieron en bandeja la mejor oportunidad que he tenido nunca de observar a estas aves y también de fotografiarlas a placer. Os podéis imaginar que el corazón se me salía por la boca y mis mano temblorosas no acertaban con el enfoque del telescopio ni con el botón de disparo de la cámara. Unas primeras fotos a bulto para asegurar al menos una captura rápida aunque fuese testimonial, pero poco a poco estos búhos me decían que no, que esta vez no se volarían y que se quedaban para que me recrease con ellos, y así lo hice, me tranquilicé y me centré en hacerles buenas fotos, con calma, con precisión, como a mi me gusta. Gracias.... gracias .... gracias .... gracias .... siiiii ..... siiii, me repetía una y otra vez gritando para adentro. Fue toda una experiencia sin igual y uno de esos momentos que se quedan grabados para siempre.

Os dejo tres de las aproximadamente treinta fotos que las saqué.

Foto de la hembra.
Dos imágenes del macho.

Todavía flipando y saltando de alegría pasé por delante de la iglesia de uno de esos pueblos Terracampinos, donde me llamó la atención el frenesí de las Cigüeñas en sus nidos. Al igual que las garzas ya están emparejadas y se dedican a "machar el ajo" con sus picos y a hacer arrumacos a sus respectivas parejas vitalicias.

En la siguiente foto os dejo una foto de conjunto donde he marcado con P1 y P2 dos de las parejas que después fotografié con el digis y que os dejo a continuación. Con esto os hacéis también un poco idea de la potencia de esta técnica fotográfica.
La pareja P1.
La pareja P2.
Por otro lado y a lo largo de la mañana he podido observar también:
- Un grupo de unas 150 avefrías en un cultivo encharcado. Seguramente un grupo listo para la migración.
- Varios bandos de avutardas, uno de unos 12 individuos y otro doble de unos 30 + 30.
- Tres milanos reales.
- Dos aguiluchos pálidos peinando los sembrados.
- Algunas perdices rojas en pequeños bandos.

Espero que os haya gustado la entrada.

10 comentarios:

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lourdes y Jesús dijo...

oer con la lechuza campestre nos va a coger manía, je, je. Te han quedado fotones. Como me gusta la última de la lechuza. Una foto impresionante.

El resto de la entrada muy interesante. En especial mencionar lo que nos cuentas sobre las garzas. Nosotros también pasamos por los nidos hace dos fines de semana y ya vi que estaban algunos ocupados. La foto donde salen las dos garzas está muy bien.

Saludos!

Jesús

Pizarro dijo...

Buen seguimiento, y bonitas imagenes son geniales .
Saludos

jose manuel dijo...

Magnifico trabajo Miguel Ángel.
Si,a primera vista en Tierra de Campos parece que esta desierto y no hay nada, no es así, y tu nos lo demuestras con tu cámara,gracias
Saludos
José Manuel

Vilas Prat dijo...

Buenas!
Sin duda una entrada muy de tierra de campos.
Asombrosa la colonia de garazs e impresionante la pareja de lechuza campestre.
Saludos de Cobijo Camijanes!

David.GG dijo...

Hola. Menuda entrada compañero. Una pasada. Encontraste unas cuantas avutardas, y los nidos de cigueñas, que guapo.

La lechuza campestre, la hiciste unas cuantas fotos. La tengo unas ganas a esta especie. Haber si un dia nos damos un garbeo por estas tierras.

Hoy te vere en lo del lobo, supongo.

Saludos

Pedro Decimavilla dijo...

Magnífica la crónica de este paseo por Tierra de Campos., esos paisajes con esos horizontes infinitos son una gozada.
Y enhorabuena, por las fotos de las Campestres, conozoco la emoción que sentiste.
Salud
Pedro..

Jose Angel Alonso dijo...

Vaya fotos...

Salu2

L.M. Morejón dijo...

un día que dío recompensa
cuando salgas para el SACRE avisame
un saludo

Luis-Ángel dijo...

Excelente reportaje, lástima que no puedieses acercarte un poco más a las otis tardas.
Las lechuzas excepcionales.
Un saludo cerrateño.